logo de proyecto visión, una página bilingüe de la red para Latinos con discapacidad
 English página principalrecursosboletínoportunidadeshistorias de éxitofaq/sobre proyecto visión

Podemos cambiar el mundo

por Shannon Hy-Coe






En este video, Shannon Hy-Coe narra su propia historia de éxito. La puede ver haciendo clic en el video. Este video es en español con subtítulos que se puede activar o desactivar en la parte inferior derecha del video, y la transcripción está incluida abajo.


Transcripción

Nací en Vietnam y me enfermé con poliomielitis porque a mi familia no le alcanzaba el dinero para llevarme al médico. Por mi experiencia con la pobreza y la discriminación, decidí postular al Cuerpo de Paz, para poder apoyar a la sociedad y a las personas con discapacidad en los países en vías de desarrollo.

Pero el proceso no fue fácil. Mi solicitud llegó a ser una batalla que duró dos años. El Cuerpo de Paz pensaba que las personas con discapacidad eran problemáticas, incapaces de cuidarse a si mismo e incapaces de trabajar en países pobres a pesar de que yo ya había viajado a muchos países y había encontrado muchas estrategias para adaptarme a situaciones complicadas.  Al darme cuenta de que el Cuerpo de Paz no me querría aceptar, tuve que pedirle a mi abogado que les escribiera una carta para que me aceptaran.

En 2004, fui a Paraguay como trabajadora apoyando a la juventud urbana. Durante mi servicio, el Cuerpo de Paz seguía tratándome de manera diferente a los demás. Por ejemplo, los voluntarios del Cuerpo de Paz tenían el derecho de ir de vacaciones a cualquier sitio, pero el Cuerpo de Paz me negó el permiso para ir a Machu Picchu. Me amenazaron con despedirme del trabajo, porque suponían que el viaje pondría en peligro a mi salud. Pensaban que ellos eran los expertos sobre mi discapacidad, no yo. Pero no dejé que el Cuerpo de Paz me quitara algo que merecía por mi trabajo, así que fui después de terminar mis dos años de servicio y no tuve ningún problema de salud.

La lucha nunca termina para las personas con discapacidad. Constantemente necesitamos mostrar nuestras capacidades, porque la sociedad solamente ve nuestras discapacidades. Los niños paraguayos con discapacidad frecuentemente no pueden asistir a las escuelas porque los buses y las escuelas no son accesibles. La mayoría de adultos están en desempleo y otros piden dinero o venden caramelos en la calle. Algunos viven escondidos en la casa porque no les alcanza el dinero para comprar las sillas de ruedas u otros aparatos que necesitan.

En Paraguay, trabajé en proyectos con organizaciones de personas con discapacidad, hablé con el gobierno paraguayo, e hice presentaciones en los medios de comunicación mostrando la falta de acceso para paraguayos con discapacidad. Muchas personas me dijeron que jamás imaginaron que una mujer con discapacidad podría trabajar, tener una vida independiente, ser educada, y tener pareja. Cambiar estas perspectivas y actitudes significó que mi tiempo en Paraguay realmente valió la pena.

Mi éxito también cambió al Cuerpo de Paz. De hecho, enviaron cineastas a grabar mi trabajo y ahora utilizan mi historia en sus materiales promocionales. Defendiendo a nuestros derechos y a los derechos de los marginados, mejoramos al mundo.

Créditos

Escrito y narrado por Shannon Hy-Coe.

Fotos de Shannon Hy-Coe y algunas del dominio público.

Música: Sereno de Claudio Bustos.