logo de proyecto visión, una página bilingüe de la red para Latinos con discapacidad
 English página principalrecursosboletínoportunidadeshistorias de éxitofaq/sobre proyecto visión
Marisela Hernández: Intercediendo por los latinos con discapacidades en Chicago


por Marisela Hernández, Chicago, IL

foto de Marisela Hernandez
Foto de Marisela Hernández en Access Living, su lugar de trabajo.

En 1991, cuando tenía 12 años, fui México con mi familia. Al regreso por Monterrey, Nuevo León, tuvimos un accidente de automóvil que desgraciadamente me provocó una paraplejia debido a una lesión en la columna vertebral.

En el hospital me dieron entrenamiento de rehabilitación. El personal me enseñó formas nuevas de hacer las cosas yo misma y, afortunadamente, siempre tuve el apoyo de mi familia. A pesar de ser joven cuando lo del accidente, logré mi independencia.

Soy la más joven de seis. Aunque ahora todos ellos tienen sus familias propias, me tratan como si fuera parte de ellas.

Me gradué de bachiller en ciencias de la terapia recreativa en la universidad Southern Illinois, Carbondale. A los 22, me contrataron como coordinadora del programa de verano para niños con discapacidades en el hospital Shriners Hospital. Nos reuníamos todos los viernes e hice seminarios que les enseñaba a los niños a usar los servicios comunitarios, escribir currículos y comportarse en entrevistas.

Me quedé en ese trabajo por dos años consecutivos. A los 26 comencé en el centro de vida independiente Center for Independent Living de Southern Illinois. Ayudaba a la gente con discapacidades a salir de instituciones y a aprender a llevar vidas independientes. Desafortunadamente, el programa que pagaba mi salario solamente duró nueve meses.

Decidí irme a Chicago. Era una ciudad nueva para mí y no tenía dónde quedarme antes de encontrar trabajo, por lo que vivó con mi padre. En la búsqueda de trabajo, alguien me refirió a Proyecto Visión en el centro Access Living Center for Independent Living.

El desarrollador de trabajo en Visión me informó de una oportunidad de trabajo que me serviría en el mismo Access Living. Me entrevisté para el puesto. Días después recibí una oferta de trabajo en Access Living para trabajar como coordinadora de salud para latinos con discapacidades, mas el programa solamente duró un año y en octubre de 2006 me promovieron a coordinadora de asuntos laborales para latinos de Access Living.

Esto me dio la oportunidad de vivir sola nuevamente. Vivo sola y visito a mi familia frecuentemente.