logo de proyecto visión, una página bilingüe de la red para Latinos con discapacidad
 English página principalrecursosboletínoportunidadeshistorias de éxitofaq/sobre proyecto visión
Gonzalo Manzo es un orientador chévere


Por Robin Lisa Savinar

Gonzalo Manzo nació en Texas de padres mexicanos, siendo el segundo entre seis hermanos. Los padres de Gonzalo se mudaron a California cuando él era niño y su padre estaba determinado a enseñar español a sus niños a pesar que su madre quería que solamente hablaran inglés. Gonzalo está feliz que su padre hallara ganado la batalla porque ahora usa el español en su trabajo en rehabilitación vocacional para ciegos. Como persona con impedimentos visuales, Gonzalo es un gran modelo para los jóvenes latinos que toman rehabilitación vocacional. También tiene un buen sentido del humor y generalmente se pasa haciendo chistes y riéndose de la vida y por lo que ha pasado.

Con un título de bachiller en sicología, Gonzalo comenzó su carrera como orientador sobre beneficios en CRIL, Community Resources for Independent Living (Recursos Comunitarios para la Vida Independiente) en Hayward, California. Luego, por varios años, trabajó en el Centro para la Vida Independiente (CIL) en Berkeley, California, y actualmente es el consejero jefe de rehabilitación vocacional para ciegos y con impedimentos visuales en la oficina de RV del distrito californiano de Mount Diablo Delta.

Cuando Gonzalo habla de su trabajo, se hace obvio que le gusta, Trabaja con personas con impedimentos visuales y con quienes tienen discapacidades múltiples para facilitarles el camino cuando están en RV. Por lo común inicia relaciones amistosas de años con las personas cuando son jóvenes e inocentes y comenta que se hace difícil evitar que las relaciones no tomen caracteres más personales, especialmente cuando muchos de aquellos con quien trabaja pasan por su oficina a dejarle saber en qué andan y lo que están haciendo. Gonzalo generalmente asiste a los clientes hasta que los ve graduarse de la universidad y llegan a ser independientes económicamente gracias a un trabajo.

A pesar de ello, Gonzalo no mide el éxito de sus clientes por la cantidad que se gradúa de la educación universitaria o se hace de carreras profesionales exitosas. Cree que la gente debe fijar sus propias metas y definiciones de éxito y dice que "para mí, el éxito es el descubrimiento que hace la persona en su trayecto personal".

El viaje personal de Gonzalo definitivamente lo hace calificar como de éxito, pero está demasiado atareado ayudando a otros para que admiren los logros de sus propios viajes. Pero sí le gusta hablar de un cenit de su carrera: la vez en que se le pidió representar al CIL de Berkeley en una función de beneficio y de derechos de bienestar social a nivel nacional durante la presidencia del Sr. Clinton. ¡Vamos Gonzalo!