logo de proyecto visión, una página bilingüe de la red para Latinos con discapacidad
 English página principalrecursosboletínoportunidadeshistorias de éxitofaq/sobre proyecto visión
Desarrollador de empleos usa los "talentos escondidos" del cliente como destreza a comerciar


por Sandra Brizuela, Westside Center for Independent Living, Los Angeles, CA

Un latino de 54 años que vive con el virus VIH como resultado de una larga historia de drogadicción comenzó a asistir al programa de contactos para encontrar trabajo Latino Employment Connection (LEC) en diciembre de 2003. El Departamento de Rehabilitación le mandó le mandó allá.

En reuniones con el desarrollador de empleos de LEC de Proyecto Visión, organización asociada del centro de vida independiente Westside Center for Independent Living (WCIL), el cliente desarrolló destrezas de búsqueda de trabajo y de presentación, aprendió destrezas de entrevista y practicó en ensayos de entrevista que le ayudarían en su búsqueda de trabajo.

Su objetivo vocacional original fue que le contratasen en un puesto en una bodega, pero en muchos de esos trabajos se necesita alzar objetos pesados y horario extendido. Desafortunadamente, la salud del cliente no era compatible con esos requisitos. Cuando el cliente consiguió un trabajo como trabajador de bodega, el trabajo era a plazo fijo y por un par de meses. Muchos trabajos de bodega son por temporadas y se consiguen por medio de agencias de trabajo.

Tras varias reuniones y largas conversaciones, el desarrollador de empleos de LEC supo que el cliente tenía un talento y un pasatiempo desconocido, la reparación de muebles. El cliente se hace cargo de pequeños proyectos de reparación de muebles y hacer estantería de cocina para amigos y familiares. Para él, el hacerlo le era una forma de "terapia" y algo de lo que gozaba.

Tras meses de estar buscando trabajo de bodeguero, el desarrollador de empleo de LEC y el cliente decidieron buscar empresas donde se necesitaran carpinteros de estantes de cocina y reparación de muebles. No pasó largo tiempo antes que encontraran una empresa que se interesase por su talento y le diera una oportunidad. Tras 18 meses en el trabajo, sigue manteniéndolo con éxito.

En los llamados de seguimiento con el desarrollador de empleos de LEC, el cliente ha compartido su apreciación por el trabajo y está feliz de haber hallado un trabajo del que realmente goza.