logo de proyecto visión, una página bilingüe de la red para Latinos con discapacidad
 English página principalrecursosboletínoportunidadeshistorias de éxitofaq/sobre proyecto visión
David González: un dirigente que se opone al tratamiento mental forzado


por Eric Jackson, New York, NY

foto de David González en la conferencia "Well Being"
David González en Taunton, U.K., 7 de octubre de 2005, en la conferencia "Well-being Conference", auspiciada por un grupo de organizaciones de salud mental de Somerset

"Cuando alguien tiene cáncer, ellos (los profesionales médicos) no cierran las puertas para mostrar los exámenes. Pero cuando alguien tiene una enfermedad mental, lo hacen a puertas cerradas y no muestran los exámenes. Cuando me informan a puertas cerradas, quiero saber las razones".

Así lo dijo el activista de consumidores David González, citado en la edición del 30 de agosto de 2003 del Washington Post. En aquel entonces, David era el único participante Latino de "Fast for Freedom in Mental Health" (Ayuno por la libertad en salud mental), una huelga de hambre organizada por MindFreedom.org—una entre muchas organizaciones de intercesión en salud mental que Naciones Unidas reconoce como organización sin fines de lucro— para protestar por los tratamientos médicos forzados y la bio-psiquiatría.

Don David declara -"Me integré rápidamente, porque me opongo al tratamiento forzado. La gente debería tener el derecho de no tomar remedios si no quieren, o que no les den ECT [choques eléctricos]. Se debe tener el poder de hacer decisiones informadas y escoger después de pensarlo".

Reunión con la American Psychiatric Association
Los huelguistas de hambre se reunieron con la Dra. Marcia Goin, la entonces presidente de la American Psychiatric Association (APA- Asociación Psiquiátrica Estadounidense), y fue don David quien le entregó la carta del grupo a la Dra. Goin.

El explica que "La carta indica que deseamos participar en diálogo serio y tener una línea abierta de comunicación con la  APA con la esperanza de mejorar los servicios".

Don David describió la reunión como "rara" y la Dra. Goin dijo que había sido "interesante". Esto se transformaba en una señal que la controversia de ya dos décadas que hay entre el grupo dominante que promociona el uso de tratamientos forzados en personas con desequilibrios emocionales –que en el pasado incluían prácticas bárbaras como las lobotomía y los comas inducidos por insulina- y la posición actual de los profesionales que declaran que la mayor parte de los desequilibrios emocionales tienen raíces biológicas que solamente se pueden mejorar con medicamentos farmacéuticos.

"A fin de cuentas", dice don David, -"La Dra. Goin fue muy amable, bien educada y respetuosa, pero no estuvo de acuerdo con las razones por las que ayunábamos".

Don David explica que esto indica que hay un vacío entre la concepción que tiene la APA de los desequilibrios emocionales y las funciones de la psiquiatría en la historia y las realidades de muchos clientes que han hallado bienestar y recuperación en tratamientos no farmacéuticos.

Enfrentándose al modelo clínico
Continúa diciendo que "Desafortunadamente, la APA funciona principalmente bajo el "modelo clínico" de tratamiento y generalmente margina o ignora las formas de tratamiento alternativos que creemos que muchas veces pueden ser tratamientos más sanos".

Hay estudios culturales comparativos hechos por la Organización Mundial de la Salud que apoyan la premisa que además de los tratamientos farmacéuticos propuestos por el establecimiento bio-psiquiátrico, las funciones de la familia, la cultura y las costumbres también son importantes y efectivos en el tratamiento de los desequilibrios emocionales. El Sr. David González concede que el modelo bio-psiquiátrico actual—tan aplicado en Estados Unidos hoy—presenta desafíos para cualquier promotor de tratamientos alternativos como la experiencia que ha tenido la actriz Margot Kidder que se ha recuperado de desequilibrio bipolar por medio de la terapia "Ortomolecular" o el uso de vitaminas y nutrientes naturales a cambio de medicinas farmacéuticas.

Le pregunté a David si estaba a favor  de las personas que se han recuperado por medio de medicinas farmacéuticas como las psicotrópicas-atípicas.

Contestó decididamente que "Si alguien cree que esas medicinas le están ayudando, apoyo totalmente su derecho y su decisión de hacerlo. Pero si no creen que esas medicinas les estén ayudando, entonces apoyo igualmente su derecho de rehusarse a tomarlas".

Al Sr. González se le reconoce como "dirigente emergente"
Ese encuentro con APA no fue la primera actuación de David González en el intercambio sobre temas de salud mental a nivel nacional. En 1999, se hizo el primer paciente de salud mental que recibiera el premio National Paul G. Hearne Emerging Leadership Award, otorgado por la asociación de personas con discapacidades American Association of People with Disabilities (AAPD).

Don David también ha sido participante y orador en varias conferencias de salud mental a nivel estatal y nacional y recientemente viajó al Reino Unido para hacer presentaciones en contra del estigma y del documento "White Paper"—recientemente hecho público bajo el auspicio de la oficina de salud mental del estado de Nueva York New York State Office of Mental Health (OMH), donde se propone una metodología de entrega de servicios más amistosa.

10 principios centrados en el valor y la recuperación
"En resumen",  explica, "el documento White Paper es una lista de 10 reglas—a las que prefiero llamar valores y principios basados en la recuperación—creados con las opiniones de 10 mil clientes en un período de tres años. Es muy fácil inculcar principios basados en la recuperación en nuestro sistema de salud mental. Propone que en el tratamiento se debe dar selecciones informadas, que debe centrarse en la recuperación y en la persona, que no ‘debe dañar’, que se debe tener libre acceso al historial, se debe tener confianza, que debe centrarse en valores culturales y suma y sigue".

Continúa explicando que por largo tiempo "los modelos médico-clínicos tradicionales estaban basados en el mantenimiento y la atención por custodios porque se creía que no podía haber mejorías. Hoy se sabe que la gente con enfermedades mentales se puede recuperar y sí se mejora".

A la Oficina de Salud Mental del Estado de Nueva York todavía le falta hacer obligatorio el que los proveedores de servicios se aprendan los reglamentos de este White Paper. Hasta ahora, algunos activistas como David han presentado el documento en varios establecimientos de salud mental, pero en su gran mayoría lo han hecho ante audiencias de consumidores. Esta "reeducación del proveedor" hace eco del llamado a incluir cursos académicos exigidos sobre recuperación y organizados por consumidores en todas las universidades que preparan profesionales en conductas humanas además de las pasantías en terreno exigidas. David está de acuerdo en que esto "propondrá una nueva manera de pensar en los proveedores; es decir, que la recuperación es posible, y les aclarará sobre la etapa actual y la historia del movimiento de bases. Aunque existe una historia formal del establecimiento y los tratamientos psiquiátricos, también hay una historia de los consumidores y sus contribuciones y luchas para que se les trate como seres humanos".

Trabajo: indicador de recuperación y "eliminador de estigma"
Otra de las pasiones de David es su creencia en el poder del trabajo. Cree firmemente que encontrar trabajo significativo es uno de los grandes indicadores de recuperación y uno de los mejores "eliminadores de estigma". Consecuentemente, es director del programa de liderazgo por pares Peer Advocacy Leadership Program de la empresa Goodwill Industries, una agencia que tiene por misión conseguir contrato a los cesantes—no solamente a quienes tienen discapacidades, sino a los cesantes, a los menos representados y a los sin casa.

Antes de esto, don David trabajaba como Coordinador de Empleo en el proyecto de investigación de trabajo New York Works Research Project, que era una asociación entre el Ministerio del Trabajo y la Administración de Seguro Social para ayudar a las personas con discapacidades psiquiátricas a volver al trabajo.

Expresa que "Volver a trabajar es esencial en el proceso de recuperación. Para muchos, el tratamiento verdaderamente es tener un trabajo, hacer algo que les hace sentirse valorados, productivos y les da un buen sentido de amor propio y confianza en sí".

Mi conversación con David termina con él hablando de su incansable esfuerzo para contravenir el estigma de los desequilibrios emocionales para lo cual estableció un portal elaborado: http://www.cinemaniastigma.com.

Dice que "El propósito del portal es desafiar los estereotipos negativos y preponderantes a los que los consumidores tienen que enfrentarse".

Oponiéndose al enfoque violento de los medios de comunicación
Como ejemplo del contenido de este portal hablamos de uno de los más obvios ataques contra los clientes de la salud mental donde el periódico New York Daily News publicó un título de primera plana que decía "Saquen a los locos violentos de la calle", paralelamente a un editorial que declaraba "En nuestra nueva complacencia nos hemos olvidado de un tipo especial de violencia del que aún somos víctima: la violencia de los enfermos mentales".

Esta noticia fue repudiada por la comunidad de consumidores. El ampliamente difundido informe sobre el acto violento en que participó el individuo ni siquiera representa los hechos verdaderos: el criminal no era cliente de servicios de salud mental. A pesar de este error, el periódico nunca se retractó. Es más, la ciudad de Nueva York no estaba ni ha estado bajo una "epidemia" de actos violentos cometidos por consumidores. Los intercesores se preguntan si este tipo de manipulación de la opinión pública se debió a una burda ignorancia o a la discriminación abierta. Lo que se entendió fue que el titular y editorial fueron un intento de engañar al público para hacerles creer que los consumidores de servicios mentales eran peligrosos y que se necesitaba encerrarlos en instituciones; cuando, en realidad, un estudio más cuidadoso del problema sugería que la mayoría de los consumidores que se meten en problemas con la ley tienen mejores pronósticos de reintegración a la comunidad que respeta la ley y menos tasas de reincidencia que los individuos sin discapacidades que no respetan la ley.

David expresa –"Me opongo cuando (la violencia hecha por consumidores) se representa como la norma y de hecho es una excepción".

David tiene un mensaje para los consumidores, y es que "La gente a la que se ha etiquetado como ‘enfermos mentales’ tienen que volverse a definir. Yo me tuve que volver a definir y dejar de verme como alguien que estaba mentalmente enfermo para verme como alguien que tiene talentos, destrezas y habilidades que puedo usar para renovar mi recuperación".