logo de proyecto visión, una página bilingüe de la red para Latinos con discapacidad
 English página principalrecursosboletínoportunidadeshistorias de éxitofaq/sobre proyecto visión

La vida de Dana

por Dana, San Francisco, CA






En este video, Dana narra su propia historia de éxito. La puede ver haciendo clic en el video. Este video es en inglés con subtítulos en español y la transcripción está incluida abajo. También disponibles abajo son una descripción de las imágenes y los créditos.

Transcripción

Soy mitad latina y mitad asiática y empecé a vivir con mi familia adoptiva a los dos meses de edad. Mis padres tenían un hijo de sangre y el resto de nosotros, tres niñas y un niño, proveníamos de diferentes familias. Era una mezcla rara, pero funcionó bien.

No sé el nombre oficial para mi discapacidad ni su causa, pero nací sin brazos ni piernas. Me siento agradecida de que mi familia siempre me trató como si fuese “normal”. Fui a una clase normal a la edad de 5 años y desde muy joven mis padres me inculcaron la idea que yo podría hacer lo que me propusiese. En la escuela secundaria participé en la banda de marchas, saqué mi licencia para conducir a los 16 años, tomé cursos preparativos para la universidad, y fui a unos pocos bailes formales. Básicamente, fui como cualquier adolescente que trata de llegar a ser adulta.

Tras la secundaria pasé a la universidad en 1993 y me gradué de licenciada en ciencias con mención en ingeniería mecánica. Mi primer trabajo en ingeniería fue de Ingeniera de seguridad de carga útil en el Centro Espacial Kennedy de NASA. Ya llevo catorce años con NASA y he desempeñado la mayor parte de mis funciones en el Centro de Investigación Ames.

Hay muchos factores que han contribuido a mi éxito. Primero, supe de muy temprano que quería ser ingeniera, principalmente porque usaba equipos para ser independiente... brazos artificiales a los 2 años, una silla eléctrica a los 3 años, y una furgoneta equipada con controles de mano a los 16 años. Todos son bellos; desde el diseño básico de mis brazos al diseño más complejo de mi silla y, es más, sin estos equipos, no podría ser la persona que ahora soy.

Segundo, nunca dejo que otros pongan límites a mis objetivos. Si bien hay una cantidad de gente que me tenía lástima, me centré en mi familia, amigos y los mentores que me quisieron y me entendieron como una persona de capacidades. Es más; siendo una mujer de color con una discapacidad, yo estaba fuera de la norma, lo que resultó en que, en la cultura popular, contara con imágenes positivas limitadas que me pudiesen servir de guía. Tuve que crear mi propia imagen de ingeniera para lograr serlo, lo que a fin de cuentas (me) posibilitó el poder económico para seguir siendo independiente.

Tercero, me hice de las oportunidades. De los programas de preparación universitaria en la escuela secundaria a los grupos de ingeniería en la universidad, todo fue esencial para darme ventajas en la vida.

Finalmente, si bien está claro que se necesita esfuerzo para triunfar, también se debe mantener buena estabilidad. Siempre he creído en la necesidad de amor, familia, buenos amigos, y en pasarlo bien para equilibrar todo el esfuerzo que la vida exige. A pesar de que quiero a mi trabajo, vivo para experimentar todo... en la buena compañía de la gente que amo.

Si tuviese que resumir mis consejos en algunas oraciones, diría que vivan una gran vida. Exploren las posibilidades y logren sus ideales a pesar de los obstáculos que se les interpongan.

 

Descripción de los imágenes

Esta historia emplea una serie de fotografías para ilustrar la narrativa. Así, cuando Dana habla de su infancía, se presenta fotos de ella con sus hermanos, de sus padres, y de ella y su hermana montando un caballo. Cuando habla de su educación, se ve una foto de ella jugando con los otros niños, seguido por una foto de ella como adolescente, una foto de un reportaje en el periódico cuando salió reina en un baile formal en la secundaria, y finalmente una foto de su graduación de la universidad.

Mientras cuenta de su primer trabajo en la NASA, aparece el texto de una revista donde le citan a ella diciendo, “Jamás pensé que trabajaría en la NASA. Estoy aquí seis meses y recién empiezo a darme cuenta de lo que pasa aquí. Hay tanto.” Luego, mientras habla sobre sus equipos de adaptación, hay algunas fotos que claramente muestran a Dana usando sus brazos artificiales y su silla de ruedas.

Cuando Dana habla de sus amigos, familia, y mentores, aparecen unos imágenes mostránola en la compañia de otras personas. Después, hay una foto de ella con un modelo de un avión, mientras ella habla de su imagen como ingeniera. Mientras describe las oportunidades que tenía en la universidad, los logotipos de tres grupos que le apoyaron aparecen en la pantalla: la Sociedad de Ingenieros Profesionales  Hispanos (SHIP), Ingenieros y Científicos Mexicano-Americanos (MAES), y la Sociedad de Mujeres Ingenieras (SWE).

Dana concluye conversando sobre la importancia de disfrutarse, y fotos aparecen mostrándola mientras hace parasailing (paracaidismo con bote), monta una motocicleta, y juega a billar. Después hay un montaje de fotos de ella con amigas y familiares, incluyendo una de ella montada una bicicleta que se opera con las manos que usó para completar una caminata de 60 millas en apoyo de las personas con cáncer de mama. La historia concluye con una foto de ella trabajando en un evento comunitario, mostrando a dos niñas un imagen de un astronauta, mientras dice que la gente debe seguir sus sueños. El imagen desaparece y aparecen los créditos.

 

Créditos

Escrito y narrado por Dana

Foto en la escuela de The Pointer 22(2). 1977.

Foto del baile formal de "Dana Crowned Queen." Voice of Norwalk High 28(4). 1986.

Foto del primer empleo de "The sky's the limit for Dana." Inside CSULB 48(4). 1996.

Música por Kevin MacLeod.